fbpx

¿QUÉ SE NECESITA PARA SER ESTRATEGA CREATIVO EN CANADÁ?

Colombia se ha destacado en los últimos años por la buena calidad de su publicidad, haciendo que el talento de nuestro país sea buscado por agencias y empresas de todo el mundo. El gran nivel profesional que el país ha desarrollado hace que cada vez sea más común ver colombianos y colombianas ocupando cargos importantes en el extranjero. En RP Latam tuvimos la oportunidad de hablar con Jimmy Quiñones, un estratega creativo colombiano que hoy la está rompiendo en Canadá.

«En esta industria creemos que el trabajo solo lo mide lo digital, los comerciales o la radio; pero hay muchas otras formas en las que la creatividad se pone a prueba«

Jimmy Quiñones, Estratega Creativo – Metric Marketing Winnipeg

Es un gusto tenerte en RP Latam, Jimmy. Me gustaría, antes de hablar sobre lo que estás haciendo hoy, que nos devolvamos un poco, ¿cómo fueron esos años en Colombia?

Comencé en una agencia boutique donde hice mis prácticas y después pasé a una agencia intermedia donde tuve la oportunidad de trabajar principalmente con laboratorios:Abbot, Bayer, Merck Labs, Roche, Pfizer, Moderna, entre otros.

Estas marcas no solo me enseñaron del negocio sino a valorar la creatividad. Cuando uno entiende cómo venderle a todo tipo de clientes, uno aprende a valorar el trabajo como creativo. En esta industria creemos que el trabajo solo lo mide lo digital, los comerciales o la radio; pero hay muchas otras formas en las que la creatividad se pone a prueba, donde uno se demuestra que puede tener una voz.

Genial. Esto fue una gran enseñanza de las agencias nacionales, pero ¿cómo fue tu experiencia cuando entraste a tu primera multinacional?

Necesitaba pasar a una agencia grande y eventualmente se dio la oportunidad con Euro RSCG, lo que hoy es Havas Worldwide. Lo disfruté mucho porque tuve la oportunidad de tener varias cuentas con portafolios gigantescos como Codensa y Peugeot. Después pasé a Leo Burnett donde trabajé en Constructor, Homecenter, McDonalds, Falabella y eventualmente Coca-Cola.

También trabajé en FCB cuando era FCB Mayo junto a las cuentas de Mondelez, Oreo, Club Social, Cencosud Metro. En Proximity BBDO, que fue mi última agencia antes de irme del país, manejé GSK (Dolex, Voltaren, Sensodyne, Parodontax) Starbucks, Domino´s Pizza, Crem Helado, Cromantic y P.F. Changs.

De esta experiencia, ¿crees que hay un proyecto que digas que te preparó para irte a Canadá?

En FCB viví algo muy bonito. En ese entonces nuestro VP Creativo era Humberto Polar. La red eligió las oficinas más fuertes para competir por un pitch interno global que debíamos presentarle a Levi´s en San Francisco. Recuerdo que trabajamos muy duro, Humberto Polar revisó nuestros conceptos y la prueba final era presentarlas en inglés a la gente de Estados Unidos. Humberto confió en mí para presentarle al cliente.

Fue un momento en el que me atreví a confiar en mis habilidades, así, lanzándome al agua y con mucho esfuerzo logramos ganarnos esa licitación interna. Fue un momento que me demostró que sí podía hacerlo, que sí podía lograrlo si se me daba la oportunidad de irme del país. En esta agencia también trabajé con Oreo y todo el material tenía que pasar por Brasil así que debíamos hablar inglés y esa práctica nos preparó para esto.

Conoce el proyecto completo aquí

Esa sensación de demostrarse a sí mismo que sí se puede es muy chevere. ¿Cómo fue ese proceso en el que decidiste ir a Canadá?

Cuando comencé a trabajar en una multinacional también tenía como proyecto trabajar por fuera del país, así que me vine a Canadá a estudiar un año. Hice mis prácticas en una agencia de publicidad y estaba muy ansioso por pasar, después de tres semanas me contrataron como creativo copy.

En este trabajo comencé a estudiar la parte de planning y estuve dos años hasta que una agencia de Winnipeg me llamó para encargarme de la planeación estratégica y creatividad de la agencia.

¿A qué te dedicas en este momento?

Trabajo en una agencia data-driven que se llama Metric, estoy en una posición de Estratega Creativo. Eso me ha permitido aportar a toda la agencia desde mi experiencia y siento que lo han valorado bastante.

Me he esforzado por dar con mensajes claros para que de verdad detonen ideas creativas que sean más retadoras a lo que se venía haciendo anteriormente; qué decir, cómo decirlo, cuándo decirlo. Me alegra saber que he colaborado para que eso comience a suceder en esta agencia.

Esto que mencionas de qué decir es muy importante, ¿qué diferencia ves entre lo que se dice en el mercado canadiense y el colombiano?

Eso es lo bueno de esta carrera, los universos siempre van a cambiar. Cuando sales del país te das cuenta que has vivido toda tu vida en burbujas. Sales de cosas que has asumido toda tu vida. Así que comienzas a ver cómo van surgiendo muchos nichos y sociedades pequeñas que se comportan de maneras diferentes. He tenido la oportunidad de trabajar con comunidades nativas de Canadá donde sus comportamientos, dificultades y motivaciones son completamente diferentes a lo que vive un canadiense, blanco que se encuentra en un área metropolitana. Hay muchos contextos sociales que son muy importantes de conocer que te permiten trabajar con gente de todo tipo.

En Colombia estamos divididos por estratos, niveles socioeconómicos y otras variables. En Canadá siento que el país es de todos y de nadie al mismo tiempo por el nivel de multiculturalidad tan alto que carga el país. La identidad de este país se basa en la diversidad que lo arropa por lo que los mensajes deben ser más universales y humanos. Me parece que esa es la parte más difícil, pero al mismo tiempo la más retadora porque la construcción del mensaje debe ser capaz de persuadir con la misma contundencia un indio, un filipino o un anglosajón.

«Tenía como proyecto trabajar por fuera del país, así que me vine a Canadá a estudiar un año e hice mis prácticas en una agencia de publicidad»

¿Cómo te parece el mercado en Colombia?

Estamos en una burbuja, en Colombia me topé con personas que piensan que el país es Bogotá y que va desde Rosales hasta Usaquén. Existen realidades más profundas a las que estamos expuestos y podemos apalancarnos de esto para crear soluciones reales.

Por eso creo que cuando se hace investigación hay mayor provecho en las crónicas, entrevistas y otros relatos de la gente que vive los problemas que la misma data; porque te muestran una parte de la realidad que los números no te dicen. Las cifras y las gráficas son importantísimas, pero no terminan de describir la llaga que hay en Colombia.

¿Cómo es Canadá visto desde los ojos de un creativo colombiano?

A este país, llegas como latino, como otro inmigrante. Cuando estás nuevo tienes un chip de turista y siento que eso es muy positivo porque eso te permite observar las cosas desde una perspectiva ajena para encontrar cosas que los creativos canadienses ya convirtieron en paisaje.

Algo que también pienso que es bastante positivo y que está en el ADN latino es la capacidad para hacer más de lo pedido y de la recursividad ante la adversidad. Esas tensiones son las que ayudan a que más soluciones surjan y aquí es algo que valoran mucho. Los latinos no nos conformamos con el mínimo esperado, yo creo que el corazón nos empuja a ir siempre por más.

¿Siempre has estado en Winnipeg-Manitoba? ¿Qué es lo que más te ha gustado o te ha motivado para continuar?

La experiencia que tuve en Colombia me ha dado una ventaja bastante grande, especialmente a nivel creativo. Por ejemplo, en una de las agencias que tuve la oportunidad de trabajar siguen usando algunos modelos y prácticas que yo en su momento planteé; técnicas de administrar la creatividad y herramientas de estrategia que transformaron los procesos para crear ideas más transgresoras.

Esto también me ha ayudado a mejorar mi criterio creativo. Mi proceso profesional en Colombia me preparó para identificar lo que es y lo que no es una buena idea. Ese criterio es lo que me ha ayudado a filtrar las ideas para crear el mejor trabajo y destacar en este mercado. En la agencia, incluso frente a los clientes, me conocen como el “Ideas Guy”.

Es muy acertado esto que dices de la creatividad en Colombia, ¿cómo ha sido la experiencia con tu equipo?

A nosotros desde jóvenes nos toca ser recursivos. Nosotros como latinos llevamos las ideas mucho más allá que a un simple aviso, post, etc. Sabemos que hay otras formas de cautivar y siento que es algo que la agencia no veía antes.  Hace poco vendimos una idea sin brief, sin presupuesto, con pocos recursos. Simplemente llegamos a ofrecerle al cliente y la compró, algo que fue histórico tanto para la cuenta como para la agencia porque antes no se manejaba así la creatividad.

«Mi proceso profesional en Colombia me preparó para identificar lo que es y lo que no es una buena idea. En la agencia, incluso frente a los clientes, me conocen como el Ideas Guy»

Ha sido una gran conversación sobre lo que has hecho, Jimmy. ¿Qué viene ahora para tu futuro?

Para mi es un orgullo llegar a una agencia canadiense y que sea un colombiano al que le digan el “Ideas Guy”, también pasaba en la agencia que estaba antes. Para mí es un orgullo ser colombiano y me alegra que mi trabajo ayude a cambiar la carga histórica y el estereotipo erróneo con el que nos identifican.

Deseo poder seguir inspirando a las generaciones que vienen después de nosotros. Enseñar un poquito de lo que he aprendido, así como muchos jefes lo hicieron conmigo, porque al final uno es la mezcla de todos los jefes que tuvo en su carrera, de lo bueno y de lo malo. Creo que eso me ha hecho exigente con el crafting, con la calidad de las ideas, y todo el entorno que rodea un producto publicitario de alta calidad.

Me gustaría seguir aportando a Metric e inspirándolos para que sigan creyendo en las ideas. En su capacidad de inspirar, de traer negocios, de solucionar problemas que la gente realmente necesita.

Esto es una carrera donde no se para de aprender, todo el tiempo se está evolucionando. Lo que vi en la universidad, hoy es obsoleto, nada de eso se usa hoy en día y si uno se va quedando va perdiendo relevancia. Por eso, siempre estoy buscando mantenerme informado para encontrar mejores ideas, ideas relevantes, desobedientes y que rompan las reglas. Si uno solo sigue las reglas va a crear cosas comunes que la gente pasa por alto, pero cuando las desafía hace que le presten atención.

Te deseamos lo mejor en todos tus proyectos y te agradecemos este espacio, fue muy bacano hablar contigo. Antes de despedirnos, ¿quieres agregar algo más?

Es importante soñar, tener propósitos y luchar por lo que uno quiere. Siempre digo que si yo pude cualquiera puede. Soy un enamorado del fútbol, el Cholo Simeone compartía una filosofía que escuché hace poco y que se me quedó: “si se quiere y se trabaja, se puede” porque no basta solo con el talento. El talento ayuda, pero uno debe trabajar duro y soñar muy en grande. No importa el sueño que sea uno debe tener la determinación y la obsesiónpor lograrlo. Aveces da miedo, sí, pero ese miedo y esos nervios, el vacío del estómago son buenos. El miedo no todas las veces es malo, sientan miedo que soñar da susto. Todo eso te hace sentir un propósito más grande que hace que todo valga la pena.

.

.

Sebastián Salazar

Sebastián Salazar

Deja un comentario

POST RELACIONADOS