fbpx

HASTA UN ESTUDIO DE DISEÑO NECESITA CAMBIAR SU IMAGEN.

Cuando mi equipo de branding me dijo que teníamos que renovar la marca, casi me da un patatús. Me dolió el ego. Me dolió la idea de que mi equipo pensara que la marca que yo había creado en enero del 2015, necesitaba evolucionar. Que tenía que mejorar.

Y es que así somos las almas creativas. Enamoradas de lo que hacemos, nos aferramos a nuestras creaciones y muchas veces es difícil aceptar que hay espacio para cambiar.

Ese día reaccioné mal. Mi ego herido les dijo que podían proponer algo, pero que si no me gustaba, no iba a cambiar. Qué caradura, era mi orgullo hablando. Tenía miedo del cambio y sobretodo, miedo a reconocer que teníamos cosas que mejorar. Pero salí de la reunión con un sin sabor gigante -sé que no me las sé todas y eso lo promovemos dentro del equipo todo el tiempo- pero ese día le fallé a mi equipo. El guayabo moral no me dejó dormir y supe que tenían razón. La mañana siguiente, llamé a la directora de Branding a pedirle perdón por mi terquedad, e inmediatamente le pedí que empezáramos con el proceso de cambio de imagen de LAVALENTINA. Sí, nuestro estudio de diseño necesitaba un rebranding.

«Cambiar es incomodarse, soltar el ego y aceptar que hay una mejor manera de hacer las cosas«

*Valentina Giraldo Henao, CEO y Fundadora de LAVALENTINA

Cuando fundé la marca en enero del 2015, la historia de LAVALENTINA apenas empezaba a escribirse. La empresa era yo, un computador y muchas ganas de conquistar el mundo. Pero para ser honestos, había poca claridad de lo que iba a hacer, con quién, cómo y para qué. Es decir, esa empresa de hace 6.5 años, ya no existe. Existe las esencia y el nombre, claro; conservo las ganas de conquistar el mundo a punta de creatividad Colombiana y de llevar el nombre de nuestro país por lo alto trabajando con marcas increíbles. Pero la empresa que nació en el 2015, hoy es completamente diferente.

Pasé de trabajar sola en el estudio de mi casa, a liderar un equipo de más de 40 personas en Colombia. De ejecutar yo todos los roles de la empresa, TODOS, a que hoy hay un equipo donde cada uno es experto en lo que hace. Es por eso que cada día somos más fuertes y más grandes. Pasamos de trabajar con marcas muy pequeñas que nos daban un chance, a que hoy hemos trabajado con más de 500 compañías en Colombia y otros 9 países… y ahora estamos abriendo oficialmente mercado en MEXICO.

Y si cambiamos tanto de fondo, si hemos evolucionado en todos los aspectos, ¿porqué no cambiar la forma en la que nos vemos?

Era necesario entender que esa marca que nace en el 2015, fue creada para la realidad de ese momento. Para lo que yo veía y me soñaba con una empresa que apenas empezaba.

Esa marca la creé yo… y aunque me gustaba, honestamente necesitábamos la visión de un equipo que es mil veces más poderoso de lo que era yo sola hace seis años y medio.

Nuestro logo nació como la reinterpretación de un caleidoscopio, a través del cual veíamos las marcas y las ideas y lográbamos configurar una visión diferente. También de la idea del lente de una cámara que está enfocando para ver con claridad. Por eso el logo símbolo tenía una V en el medio de unos diamantes cruzados. Porque representaba nuestra visión única de las cosas. Siempre nos han gustado las figuras geométricas como símbolos de representación, por eso el énfasis estaba en la forma y no en el color. Porque también creemos que las formas poderosas tienen la capacidad de cambiar de color y mantener la identidad. Queríamos ser una marca que se adaptara con facilidad.

LAVALENTINA fue el conejillo de indias. La marca que nos permitió experimentar y aprender de los procesos de creación. También fue la marca que nos reafirmó el poder de las historias poderosas detrás de un logo. Historia que hemos ido viviendo con el tiempo. Al principio nuestro marca era sólo nuestro logo. Y todo lo que la rodea lo fuimos construyendo. Nuestro slogan STALKEE SIN PENA, nuestro Equipo Animal, nuestros Sol, Selva, Mar y Cielo, se fueron escribiendo y aterrizando como conceptos poderosos, pero no estaban planteados desde el principio como parte de la marca.

Entonces, seis años después de haber fundado la empresa, decidimos que queremos vernos como lo que somos hoy y no como lo que éramos al principio. Y resulta que hoy somos más grandes y tenemos más experiencia. Hoy sabemos que queremos trabajar con marcas de todos los los gremios, de todos los tamaños y en todo el mundo. Que queremos cambiar el mundo de la creatividad en Colombia. Que no queremos participar en licitaciones ni en premios. Que nuestro equipo es lo más valioso que tenemos. Que nos reservamos el derecho de decidir no trabajar con ciertos personajes. Que trabajar juntos, es lo que nos hace grandes.

Nuestro proceso para llegar a la nueva imagen tuvo en cuenta todo esto. Lo que somos y lo que queremos ser. Dónde estamos y a dónde queremos llegar. Nuestros valores y nuestra misión.

La nueva imagen de LAVALENTINA es la reinterpretación de lo que éramos. Porque mantenemos nuestra esencia pero hoy somos más maduros y más experimentados. El nuevo logo nace también de los visores que cambian la forma de ver las cosas. En este caso, inspirados en el prisma que recibe un rayo de luz y proyecta el arcoíris. Esa capacidad de entender y desglosar las ideas que llegan a nuestro equipo es lo que nos hace especiales. Esa relación no solamente con lo visual, sino con las historias y los conceptos que son las que hacen poderosas las ideas.

«Nuestro logo nació como la reinterpretación de un caleidoscopio, a través del cual veíamos las marcas y las ideas y lográbamos configurar una visión diferente«

Se mantienen el blanco y el negro como nuestros colores principales, pero con la posibilidad de usar cualquier color para dar acentos cuando son necesarios. Cada uno de nuestros equipos; sol, cielo, mar y selva, al igual que el equipo animal, empiezan a jugar un rol clave dentro de la marca. Al fin y al cabo, nuestra historia es lo que nos hace difíciles de olvidar.

Trabajan con nosotros por quienes somos además de lo que hacemos. Y somos cambiantes. Estamos vivos, y mientras exista la marca, tendremos espacio infinito para cambiar y crecer.

Hasta un estudio de diseño necesita un cambio de imagen, en casa de herrero, azadón de hierro.

Valentina Giraldo Henao
CEO y Fundadora de LAVALENTINA
www.lavalentinadesign.com
@lavalentinadesign

.

.

  • Compartir esta publicacion

Relacionado Publicaciones

Deja un comentario