AI Y FUTURISMO EN AUTOMÓVILES.

Recientemente veía la conferencia de CNET, un sitio de Estados Unidos que publica reseñas, noticias, artículos, blogs, podcasts y videos sobre tecnología y electrónica a nivel mundial, donde hablaban de los avances que se están haciendo en este momento y saldrán en los próximos años en vehículos.

Entonces sumado a los desarrollos en proceso, investigué un poco más sobre las tendencias y así formar predicciones incluso utilizando la misma IA que se alimenta de todo el contenido de Internet en un esfuerzo por atinar a lo que será el futuro de los automóviles. Y de lo que ya se habla con la inteligencia artificial es replicar esa capacidad que tenemos todos “la memoria muscular”, en entornos tecnológicos.

Cuando decimos que el músculo tiene memoria, hablamos sobre la capacidad de retener la mecánica de movimientos que ha realizado de manera repetida y continua, cosa que la inteligencia artificial, conectada a cualquier mecanismo automotor, puede hacer con facilidad, es entonces como ya se está avanzando en vehículos que se adaptan al conductor. Esto en cuanto altura del asiento, en inclinación del espaldar, en altura del timón, en translucidez de los vidrios (tipo transición),  en climatización, y en personalización como por ejemplo la elección de la pintura de vehículo que puede ser modificada a preferencia del conductor. 

Vehículos con IA

Parte de lo que se está desarrollando, es que los vehículos con IA, se puedan conectar a plataformas como google, para conectar con otras aplicaciones y almacenar cada interacción del usuario, así tu mismo auto sabrá a dónde tienes que ir, a qué hora, e incluso si en tu rutina sueles retrasarte 5 minutos más haciendo pereza en la cama.

Imagina que quieres ir a casa a almorzar a medio día, entonces tu auto ya lo sabrá, porque lo haces seguido, tu mismo coche, con la domótica del garaje de tu casa, abrirá el portón, te irá a recoger justo a tiempo, evitando trancones. Te subes a tu auto, y quieres ir preparando el almuerzo, entonces te conectas al kit de VR, te pones las gafas y los guantes estando dentro del mismo auto, y así vas manejando el robot semi-humanoide que ya está en tu casa para lavar las verduras y freir las papas como si lo hicieras con tus propias manos.

Supongamos que terminas de almorzar y es viernes, puedes trabajar desde tu casa, o bueno de auto trabajo, le dices a tu auto que te lleve a visitar a tus papás que viven a 3 horas, mientras te subes nuevamente al vehículo con el kit de VR, vas manejando un computador en la nube, conectado al mismo de tu trabajo, así mientras vas trabajando, tu auto te lleva a casa de tus padres, incluso puedes dormir con la tranquilidad de que es más probable que te accidentes manejando tú mismo mientras responde en el celular los mensajes del trabajo que por el contrario tu auto te lleve automáticamente por el camino más seguro y con una conducción perfecta mientras tú trabajas con tu kit de VR. Incluso si vas en un trancón un fin de semana, te conectas a tu KIT de VR y puedes jugar Call of Duty o Cyberpunk 2077 en primera persona con los demás pasajeros que también están en el mismo tráfico.

El futuro de los automóviles es bastante prometedor, probablemente los primeros avances los veamos en lugares prósperos como Dubai, que están invirtiendo mucho dinero en tecnología para contar siempre con productos top-tech que no vemos en el resto del mundo hasta muchos meses después. 

Siempre he creído que la humanidad, dentro de sus límites tecnológicos y posibles, tiene grabado en el ADN, esa filosofía de “si lo puedes creer, lo puedes crear”, por eso para redactar este artículo me basé en varias películas de ciencia ficción que para mí son grandes referentes, a esto le sumé desarrollos en proceso de tecnología en automóviles, y finalmente le pregunté la IA cómo se imaginaba los autos del futuro. En 1.982 ya nos imaginábamos el futuro de los autos, por ejemplo, en la serie del auto fantástico, esta serie se centraba en el personaje de Michael Knight, un ex agente de policía que trabajaba para el Instituto de Investigación de Defensa (K.I.T.T.), un coche con inteligencia artificial. El auto era capaz de hablar y ayudar a Michael en sus misiones, también tenía una variedad de armas y gadgets; como una láser, una cámara de visión nocturna y una computadora de bordo. La serie se centraba en las aventuras de Michael y K.I.T.T. mientras trabajaban para el Instituto de Investigación de Defensa.

En cuanto a la IA se podrá utilizar de diversas maneras para hacer que la conducción sea más segura, más eficiente y más agradable. La tecnología de conducción autónoma, por ejemplo, puede ayudar a reducir la congestión del tráfico, permitir un uso más eficiente de las carreteras y crear una experiencia de conducción más personalizada. Los sensores alimentados por IA pueden detectar posibles obstáculos y alertar al conductor antes de que ocurra un accidente. (Cosa que Tesla está logrando últimamente, a pesar de algunos accidentes en el proceso). Incluso en función del confort de los pasajeros, la IA también se podrá usar para ajustar automáticamente la temperatura de la cabina, las opciones de entretenimiento y otras configuraciones para personalizar la experiencia. Además, esta se utilizará para administrar infraestructuras inteligentes, como semáforos, cabinas de peaje y sistemas de estacionamiento. En última instancia, la tecnología de IA revolucionará la forma en que conducimos y será más segura, más eficiente y más agradable.

Dentro de esta misma línea, veremos la evolución de las entidades de tránsito, que tendrán interconexión con todos los vehículos, por lo que los vehículos robados será algo más difícil de ver, pero como todo evoluciona, los ladrones de vehículos también, y aunque suene muy cyberpunk, los ladrones de autos están evolucionando a cyberdelincuentes en este momento, pues la seguridad de los vehículos y su fácil rastreo, hace que tener que robar uno, le implique casi tener que jailbreakear (desbloquear) o de otro modo brickear (bloquear) el sistema operativo de los vehículos para poder inhabilitar el rastreo. Que no se nos haga raro cuando en lugar de alarma de claxón, los autos envíen un mensaje diciendo “Alerta, me están robando”.

Si hablamos de movilidad, sin ir más lejos, dos años después, de la serie de el auto fantástico, en 1982, durante la película clásica de “Volver al Futuro” escuchamos la frase del Doc. Brown, quién dice “hacia dónde vamos, no necesitamos carreteras” mientras se marcha con su DeLorean.

Sí, hacia dónde vamos, no necesitamos carreteras, de momento, no se ha probado una teoría que compruebe los viajes en el tiempo, por lo que este tema sigue siendo ciencia ficción. Lo que sí sabemos es que ya estamos a un paso de los autos voladores con acceso al público. Pues ya existen hace algún tiempo atrás, sin embargo sus implicaciones legales y de seguridad, los han limitado tanto que sólo algunos multimillonarios han podido tener uno.

En esta lista, recopilé algunas producciones de entretenimiento que ya nos mostraban muchos avances que vemos a día de hoy:

  1. Blade Runner 2049 (2017): Esta secuela de la clásica película de ciencia ficción de 1982 sigue a un nuevo Blade Runner, el Oficial K, mientras descubre secretos sobre autos voladores avanzados y otra tecnología futurista en Los Ángeles de 2049.
  2. El quinto elemento (1997): en este clásico de culto ambientado en la ciudad de Nueva York del siglo XXIII, Bruce Willis pilota un taxi aerotransportado por los cielos mientras esquiva naves extraterrestres y aerodeslizadores de la policía que patrullan el espacio aéreo de la ciudad.
  3. Minority Report (2002): Tom Cruise interpreta a John Anderton, quien usa sus habilidades pre-cog para localizar a los delincuentes con la ayuda de vehículos de alta tecnología como drones araña automatizados y autos deportivos de levitación magnética llamados «Maglev».
  4. I Robot (2004): Will Smith interpreta al Detective Del Spooner que investiga crímenes que involucran robots que utilizan el auto concepto Audi RSQ autodirigido, que es capaz de navegar de forma autónoma en carreteras o calles urbanas sin intervención humana en todo momento.
  5. The Fast and the Furious (2001): esta franquicia llena de acción sigue a un grupo de corredores callejeros que usan sus autos mejorados para escapar de la policía, evadir a los delincuentes y competir en carreras ilegales en Los Ángeles.
  6. Total Recall (1990): Arnold Schwarzenegger interpreta a Douglas Quaid, quien usa su automóvil volador futurista llamado «Johnny Cab», que es un taxi automatizado con inteligencia artificial que puede conducirse solo sin intervención humana.
  7. Demolition Man (1993): Sylvester Stallone interpreta a John Spartan, quien debe adaptarse a la vida en 2032, donde todos los vehículos son aerodeslizadores eléctricos controlados por comandos de voz de los pasajeros que se encuentran dentro de ellos.
  8. Tron: Legacy (2010): en esta secuela ambientada 28 años después de la película original, Sam Flynn descubre un mundo lleno de bicicletas de luz de alta tecnología capaces de viajar a velocidades increíbles en carreteras virtuales hechas completamente de rayos de energía.

Dejando volar la imaginación, literalmente hablando, podemos aproximarnos a cómo serían los ladrones de autos voladores del futuro, bastante diferentes a los ladrones que vemos hoy en día,existirán muy pocos, y los pocos que habrán, serán muy organizados, esto debido a la tecnología que se tendrá en el futuro.

En el futuro, los ladrones de autos, serán más como piratas.

Tendrán muchas veces que acercarse lo suficiente a los vehículos en el aire para poder acceder a ellos, seguirán implementando tecnología avanzada para aprovechar cualquier debilidad de los sistemas de seguridad del vehículo. Los drones, serán una gran opción para ellos, sobre todo en el hackeo de otros vehículos no tripulados. La tecnología de seguridad de los vehículos también seguirá mejorando para evitar la piratería de sistemas de carrocería y cerraduras, sin duda, ser ladrón de vehículos en el futuro, será un «trabajo» difícil. Tendrán que usar equipos de alta tecnología como sensores infrarrojos, acceso a satélites interconectados a vehículos y sistemas basados en inteligencia artificial para la vulneración de algoritmos de tecnología blockchain, todo para desactivar los sistemas de seguridad electrónica, como alarmas, sensores y cierres digitales encriptados con computadoras cuánticas (computadoras que ya existen hoy).

El futuro se diseña en el hoy.

Por eso uno de mis videojuegos favoritos, Cyberpunk 2077 da una visión bastante futurista, y no tan lejos de la realidad con una dirección de arte impecable.

Los autos del futuro en el juego Cyberpunk 2077 tienen gran variedad de características, equipados con armas, como cañones láser, misiles, que se pueden ocultar dentro de la misma carrocería, y una cantidad impensable de armas de fuego, manteniendo el lujo y la elegancia. Estos autos también tienen diferentes características de seguridad, como blindaje, sistemas de seguridad avanzados, y  sistemas de navegación, son completamente personalizables en cuanto a colores, estilos, accesorios y sistemas de entretenimiento.

¿Autos híbridos?

Sin duda este tipo de videojuegos nos permiten imaginar autos híbridos, que no solamente tengan ruedas, sino hélices u otros sistemas de propulsión antigravedad, que funcionen tanto en el agua como en el aire. En cuanto a sus motores y fuentes de energía, seguirán siendo híbridos, los más costosos seguro tendrán pequeños reactores nucleares (ya existentes como el que creó China que costó un billón de dólares y logró temperaturas cinco veces más altas que las del Sol, generando energía limpia eficiente), los gama media tendrán para elegir entre energía eléctrica, sistema de gas, sistema de hidrógeno y solar, los gama baja, serán un poco de todo, con partes recicladas, y parches de todo, pero seguramente mantendrán aún un consumo de gasolina o algún otro derivado similar que esté disponible en el momento, incluso podrían llegar a aprovechar la energía que el agua permite como tal.

Carro híbrido, con partes recicladas en cyberpunk 2077.

De vuelta a la actualidad.

Aterrizando nuevamente de nuestras ilusiones, en octubre del año pasado, ya vimos cómo en Dubai probaron varios autos voladores de diferentes marcas, aunque de momento su estilo parece mucho el de los drones de “juguete”, es cuestión de tiempo para que encontremos otros mecanismos que permitan levitación y propulsión de los autos en el aire más allá de las hélices tipo drone. 

Crédito: XPENG AEROHT

Existen alternativas más seguras, para los que le tienen miedo a las alturas, por ejemplo Hyperloop.  Es un sistema de transporte de alta velocidad que utiliza una combinación de tecnologías de propulsión, como una cápsula de vacío, para transportar pasajeros y carga a través de tubos a velocidades supersónicas. Esta tecnología promete reducir los tiempos de viaje entre ciudades y países, lo que la convierte en una alternativa viable a los medios de transporte tradicionales, siendo incluso el transporte por tubo, uno medio mucho más seguro que incluso los aviones (explicado en la siguiente gráfica estadística).

Fuente: Northwestern University, created by  @Statistics_Data_Facts

La gráfica anterior nos muestra como los coches y las motos representan el mayor riesgo de accidente, cosa que con hyperloop, se verá reducida completamente, pues no sólo serán automatizados los autos, sino que irán en su propio riel, así sea magnético y de suspensión, esto hará que transportarse sea tan fácil como subirse a una montaña rusa, pero sin tantos riesgos.

Los autos comunes no evolucionarán directamente con los túneles de hyperloop, ya que estos están diseñados para transportar vehículos de pasajeros a altas velocidades. Sin embargo, nuevos vehículos diseñados para estos túneles empezarán a venderse. 

Los de hyperloop van a permitir una mayor conectividad entre ciudades, lo que podría mejorar la experiencia de los usuarios de automóviles a tener viajes mucho más rápido y con menos tráfico. Esto podría reducir el número de accidentes y mejorar la seguridad de los usuarios de automóviles.

 

¿Más allá de todo lo mencionado, cómo será el máximo avance que podemos imaginar? 

Aunque imaginar una vida así nos parezca imposible, y solo en nuestra cabeza tengamos la idea de la teletransportación, ya con lo poco que imaginamos, creamos imitaciones de lo que sería un portal, como el portal que une ciudades de Polonia y Lituania, pero solamente con unas cámaras y pantallas.

Es curioso imaginar el futuro de los vehículos como un portal, pero las posibilidades que la ciencia nos muestra con los avances a nivel de partículas y física cuántica, nos permite cada día pensar más que en algún momento, al menos los objetos más pequeños podrán ser transportados de esta manera, eso sí, pasarán muchísimos años para que esto sea accesible al ciudadano del común, pero seguro que reducirá cada vez más el uso de los automóviles.

¿Y tú, cómo imaginas el futuro de los automóviles?

Escrito por Julian Gonzi, Director de Arte en Razorfish para Stellantis North America

instagram.com/juliangonzi

https://www.linkedin.com/in/juliangonzi/

Soporte RP

Soporte RP

Deja un comentario

POST RELACIONADOS