fbpx

10 SEGUNDOS PARA SER CONTRATADO O IGNORADO.

Solo uno de los aplicantes consigue el puesto de trabajo. Y por lo general, al 99% de las personas que no lo lograron, jamás se les notifica, es muy probable que tú hayas vivido esta experiencia. Generando así, un sentimiento de incertidumbre, que te hace preguntarte, “¿qué faltó en mi CV?”, “¿qué les gustó o no de mi portafolio?”, “¿necesito más experiencia?”, “¿debo aumentar mis conocimientos?”… La lista es interminable cuando nadie te guía en este camino de encontrar tu primera o próxima oportunidad de trabajo.

Hoy, queremos compartirte lo que hemos aprendido en este emprendimiento de #TrabajoSíHay, queremos darte 10 consejos para mejorar tu CV/portafolio, para aumentar así, la probabilidad de ser tomado en cuenta, disminuir la incertidumbre e idealmente ser contratad@ en tus próximas aplicaciones.

«A quienes evalúan tu perfil profesional no les interesa si trabajaste en un call center, como meser@, o siendo vendedor@ en X o Y lugar. Las personas que te evalúan, solo quieren ver si tienes experiencia o no en el cargo relacionado.»

1 – ENFÓCATE (Sí, así en mayúscula). 

Los reclutadores, personal de selección, de recursos humanos y hasta los directores de área (si hablamos de agencias de publicidad) dedicarán, aproximadamente 10 segundos a escanear tu CV/portafolio, para definir si quieren o no profundizar en tu perfil.

Si aplicas a una posición de diseño, redacción, planeación, entre otras. A quienes evalúan tu perfil profesional no les interesa si trabajaste en un call center, como meser@, o siendo vendedor@ en X o Y lugar. Ellos solo quieren ver si tienes experiencia o no en el cargo relacionado. Por lo tanto, enfócate en crear un CV/portfolio que muestre tu crecimiento profesional y ejecuciones referentes al cargo que aplicas. Como dicen por ahí ve “a la pepa”, norte solo hay uno.

2 – Muestra resultados

Seas universitario buscando prácticas o un aspirante a un cargo de dirección ejecutiva, los resultados son los que hablan por ti. Está bien saber dónde estudiaste, o si obtuviste una mención o premio. Pero muestra la ejecución de ese resultado. Ya sea una campaña publicitaria, un informe de crecimiento en las ventas, o tráfico adquirido al portal/redes de la marca que manejaste.

Muestra tus números, likes, ventas, interacciones, impresiones y proyecciones de los resultados obtenidos, pues estos son los que determinan si eres apto o no para ese trabajo al que acabas de aplicar.

3 – Solo muestra lo mejor

Ya eres consciente de los resultados que te llevarán a tu siguiente paso profesional, pero no exageres. Así como perdemos la atención cuando alguien habla de sí mismo durante más de 10 minutos. Nadie lee un CV de más de 2 hojas. Mucho menos revisan más de 8 proyectos en un Behance.

Comparte lo mejor de lo mejor. Muestra esos proyectos, esos hitos de negocio, ese impacto positivo que generaste con tu trabajo, pero sé puntual, sintetiza, y elimina todas las obviedades que son solo un relleno distractor de tu perfil profesional.

«El criterio se forma con la crítica constructiva e iteración. No con palmaditas en la espalda, ni con un “se ve muy bonito”. Así que nunca des por terminado un proceso, siempre hay opción de mejora

4 – Pide feedback

Siempre habrá alguien que ve un error o una mejora que tú no viste. Por ende, al terminar de construir tu versión de CV/portafolio “Final_Final_este_sí_es_ojalá_me_contraten_versión7658”. Compártela con personas que sabes que van a juzgar objetivamente tu trabajo.

El criterio se forma con la crítica constructiva e iteración. No con palmaditas en la espalda, ni con un “se ve muy bonito”. Así que nunca des por terminado un proceso, siempre hay opción de mejora. Y si eres de los que lleva más de un año con el mismo CV/portafolio, esta es la señal que buscabas para actualizarlo.

5 – Las empresas tienen “corazón” y se llama cultura empresarial

Aproximadamente al 42% de los usuario de trabajosihay.la les da igual si los llaman de la agencia A o B, realizando así más de 15 aplicaciones diarias a empresas totalmente diferentes. Y sí, entendemos que hay necesidades económicas que cubrir. Pero aplicar “sin sentido” a lo que se te cruce no es la mejor solución. Es por eso que tu CV/portafolio puede mejorar notablemente si empiezas a definir en qué agencias/empresas te gustaría trabajar. 

Antes de fijarte en el salario, fíjate en la empresa, en su enfoque, en el equipo que la compone (esto se averigua muy fácil en LinkedIn), cuál es su cultura y propósito a largo plazo (visita su web). Una vez sabes de qué va esta empresa y quiénes trabajan allí en tu mismo rol, es mucho más sencillo, comparar tu CV/portafolio con la gente que ya está dentro de esta empresa y ver qué le falta a lo que tú estás mostrado, llena “esos espacios”, y así, aumentarán tus probabilidades de ser tomado en cuenta.

«En el 90% de los procesos de reclutamiento que realizamos con nuestro servicio de #TrabajoSíHay Pro, los profesionales que terminan siendo contratados por las empresas, tienen estudios complementarios, certificaciones o están realizando un curso que fortalece su experiencia y habilidad profesional

6 – Adáptate

Si has escuchado a las personas que dicen “Los que estudian medicina nunca terminan de estudiar” porque es una carrera muy compleja y competitiva, pues te tengo una noticia. Si buscas una buena oportunidad laboral, sin importar tu cargo o sector donde te desempeñas, también deberás comprometerte contigo mism@ a estudiar de por vida.  Esto no es una invitación formal a especializarte, o realizar una maestría, pero sí es un recordatorio muy fuerte a que debes mantener vigentes tus conocimientos.  

En el 90% de los procesos de reclutamiento que realizamos con nuestro servicio de #TrabajoSíHay Pro, los profesionales que terminan siendo contratados por las empresas, tienen estudios complementarios, certificaciones o están realizando un curso que fortalece su experiencia y habilidad profesional. Y esta capacidad de aprender constantemente es lo que lleva a su perfil profesional a adaptarse a los mejores cargos de su sector.

7 – Sueña, pero mientras trabajas

La motivación es uno de los catalizadores esenciales que nos impulsa a movernos, a ser más, a querer demostrar de qué estamos hechos. Pero aterriza, aplicar a ofertas que piden el triple de experiencia de la que tienes o que tienen un sueldo que anhelas aún cuando no cumples ni el requisito mínimo de hablar el segundo idioma que exigen, sólo va a llevarte a la frustración.

Obtener un NO como respuesta, es un paso obligatorio en la vida para replantearnos el camino y exigirnos el doble, pero aplicar a ofertas “porque sí” solo hará que la empresa que evalúe tu perfil y tú, pierdan su tiempo. Sé autocrítico, debes ser consciente de lo que ya sabes y de lo que estás aprendiendo mientras lees este séptimo punto. Aplica a posiciones que te reten, pero que estas habilidades que te hacen falta para ser un match perfecto sean viables de cubrir en el corto plazo gracias a tu compromiso. Por lo tanto, esfuérzate por conseguir un trabajo que vaya en línea con tus conocimientos y expectativas actuales. Verás como en el día a día tu experiencia y habilidad aumentará, convirtiendo en factibles, las opciones de ser contratado en ese lugar y posición que parecían surreales.

8 – Crea y desarrolla tu marca personal

¿Ya te buscaste en Google? Lo más probable es que salgan un par de links con información poco estructurada de quién eres y qué haces a nivel profesional. En este punto es donde debes empezar a cuestionarte qué compartes, cuánto valor aporta este contenido y si las personas te identifican con estos pilares profesionales, éticos y/o personales que tú consideras tener. 

Más allá de darte una introducción técnica a cómo crear tu marca personal (existen infinidad de cursos buenísimos, investiga). Solo quiero pedirte que compartas tus procesos. En la expresión anterior se resume todo. Ahora solo debes empezar a compartir en la red social más afín a tus proyectos, cada paso que des en la creación de tus piezas, palabras, vídeos o cualquier tipo de contenido. Adicional a recibir feedback, también tendrás la oportunidad de compartir con personas afines a tus gustos y conocimientos.

9 – Networking

Participa activamente en redes de interés donde compartan conocimiento de calidad sobre tu profesión. Comparte de la misma forma tantos aportes como te sea humanamente posible, y en el escenario ideal, enseña, da soluciones a todos aquellos que tengan preguntas de las cuales tú tengas una respuesta. Recuerda que, cuando enseña uno, aprenden dos. 

Finalmente, asiste a eventos, presenciales o virtuales. Allí no solo despertarás tu curiosidad y generarás mayor afinidad con tu profesión, sino que tendrás la oportunidad de conectar con esas personas a quienes admiras y con muchos otros profesionales que se encuentran en un camino profesional similar al tuyo. Vale aclarar que lo anterior es un punto que inevitablemente mejorará tu CV/portafolio porque tendrás la oportunidad de conocer, stalkear y “robarte” todos los puntos fuertes de aquellos a quien sigues a nivel profesional e implementarlo en tus trabajos y hoja de vida.

10 – “Los 10 tips básicos de cajón qué esperabas desde el punto #1” para mejorar tu CV/portafolio.

#1 – La foto no es obligatoria, pero si la sumas, asegurate que sea profesional – Entra a Linkedin y stalkea a profesionales que admires, eso te dará una idea. 

#2 – Ideal que tu CV tenga una sola página, resume. Que sean dos páginas si tienes mucha experiencia, estudios complementarios relevantes y quieres mencionar tus resultados.

#3 – Si tienes, Portfolio o web personal, publica de 5 a 8 proyectos/campañas/piezas. Solo lo mejor. 

#4 – La ortografía y la redacción son un pilar absoluto de tu perfil profesional. Lee, relee, ajusta y redacta hasta sentirte satisfecho. No hay excusa si eres gráfico. Escribir bien es una obligación absoluta y mandatoria de cualquier profesional. 

#5 – En tu CV nunca se suman las referencias profesionales. En muchos países es opcional. Si quieres o debes sumarlo, tan solo agrega una línea de texto que diga “Se compartirán referencias profesionales y personales a solicitud de la empresa interesada”

#6 – Tu intro, perfil profesional o personal statement. Debe ser contundente, resumido, mostrar tus fortalezas profesionales y en lo posible sé auténtico. No repitas las frases clichés que ya todos conocemos. 

#7 – Suma certificaciones y estudios complementarios – Si no los tienes, hazlos, e invierte en ti. 

#8 – En tu CV/portafolio suma tus redes sociales profesionales. Intenta que todas estén personalizadas y tengan un mismo @ (Nombre propio, nombre artístico, alias o lo que consideres, pero se consecuente y unifica). 

#9 – Actualiza, actualiza y actualiza. Si ha pasado más de un año desde tu creación de tu CV/portafolio. Sí o sí deberías sumar algo nuevo y omitir algo antiguo y menos relevante. 

#10 – Estructura básica de un CV: foto opcional, nombre, cargo como subtítulo, intro profesional, experiencia profesional (máximo incluye tus último 4 empleos, el resto de info va en tu LinkedIn), estudios y/o certificaciones, datos de contacto junto con redes sociales profesionales.

Como reflexión final, esta es una guía inicial que les ha funcionado a muchos de los profesionales a los que hemos evaluado y dado feedback desde #TrabajoSíHay y #Feedback Pro. Pero queremos que este sea un post dinámico, así que lo iremos actualizando a través del tiempo.

Te invitamos a que te esfuerces por seguir creciendo profesionalmente, y que cada uno de esos logros se vea reflejado en tu CV/portafolio. Para que una vez apliques a tu próxima oportunidad laboral, hagas que esos 10 segundos cuenten y seas contratado.

Comparte esta publicación con esa persona que quieres que encuentre un nuevo empleo pronto.

La mejor energía.

.

.

@byjavierpaez

@byjavierpaez

Comentarios

Deja un comentario

POST RELACIONADOS